A CARGAR

Escribir para buscar

Los riesgos del alcohol en el embarazo

Los riesgos del alcohol en el embarazo

Avatar logo
Share

El consumo de alcohol durante el embarazo, incluso en pequeñas cantidades, no se recomienda y puede ser extremadamente dañino para el bebé. En el embarazo, con el cuerpo de la mujer en constante transformación, es importante procurar que la alimentación sea cuidada y correcta para la evolución del bebé.

Dado que el alcohol es una droga e incluso capaz de causar adicción, su consumo tendrá un fuerte impacto en el desarrollo del embrión. ¡Aunque es legal, el alcohol sigue siendo una droga! Cualquier alcohol ingerido llegará al bebé a través de la placenta y en exactamente las mismas cantidades que ingiere la mujer embarazada.

Álcool
Durante el embarazo no debe haber consumo de alcohol, ni siquiera en pequeñas cantidades. Es importante no olvidar que, si bien es legal, ¡el alcohol es una droga! © Yana Moroz/Pexels

De esta forma, VillaRamadas explica los riesgos asociados al consumo de alcohol durante el embarazo. Estos son reales y no solo un mito creado y transmitido entre generaciones.

Consecuencias del alcohol en el embarazo

Como droga capaz de alterar el Sistema Nervioso Central (SNS) de una persona durante un cierto período de tiempo, el alcohol es peligroso para la mujer embarazada y el bebé. Permaneciendo en el cuerpo durante varias horas, cualquier cantidad, por pequeña que sea, afectará el desarrollo cognitivo del embrión.

El consumo de alcohol durante el embarazo, en cualquier cantidad, es nocivo y tiene graves consecuencias. Los efectos inmediatos de este comportamiento de riesgo pueden ser:

  • Aborto espontáneo;
  • restricción del crecimiento;
  • Discapacidades físicas, conductuales e intelectuales (síndrome de alcoholismo fetal);
  • Nacimiento prematuro;
  • La muerte del bebé al nacer.

Síndrome de alcoholismo fetal

El Síndrome Alcohólico Fetal puede ser precisamente uno de los efectos negativos del consumo de alcohol en el embarazo. Esta patología está ligada al desarrollo del bebé e incluye deficiencias físicas, conductuales y/o cognitivas.

bebe embarazo
El consumo de alcohol durante el embarazo siempre tendrá consecuencias para el recién nacido © Janko Ferlic/Unsplash

De los estudios ya publicados, el consumo de alcohol durante el embarazo puede acarrear problemas como:

  • Bajo peso al nacer;
  • Crecimiento lento: por debajo de la altura promedio, por ejemplo;
  • Cambios físicos en la cara y cabeza pequeña;
  • Problemas de visión y audición;
  • Malformaciones en órganos como el corazón, los riñones o los huesos;
  • Problemas cardíacos;
  • Dificultad en el acto de succionar durante la lactancia;
  • falta de coordinación motora y equilibrio;
  • Dificultades cognitivas que se traducen en dificultades de aprendizaje, atención y concentración;
  • Retraso en el desarrollo y dificultad del lenguaje/habla;
  • discapacidad intelectual y bajo coeficiente intelectual;
  • problemas de memoria;
  • Problemas para dormir;
  • Hiperactividad.

Es importante darse cuenta de que estas dificultades y consecuencias no solo son evidentes durante el embarazo y el parto. Estos son temas que pueden estar presentes para siempre en la vida del bebé, teniendo un gran impacto en su crecimiento y desarrollo.

¿Es el consumo de luz una posibilidad?

Hay quienes sostienen que puede haber un consumo ligero ocasional de bebidas alcohólicas durante el embarazo, pero en realidad no hay suficientes estudios que apoyen esta idea. No importa cuán pequeña sea la cantidad de alcohol presente, siempre es recomendable no consumir alcohol durante el embarazo. Y lo mismo se aplica a las comidas hechas con alcohol.

Nope
© Daniel Herron/Unsplash

También es necesario recalcar que se debe evitar cualquier bebida, aunque esté indicada como no alcohólica, como la cerveza. Esto se debe a que, de hecho, todavía tienen alcohol en su composición (no más del 0,5% por regla general, pero la mayoría de las veces contienen algo de alcohol).

En VillaRamadas somos defensores de que no se debe consumir alcohol durante todo este período del embarazo. Si crees que tienes una adicción al alcohol y te has enterado de que estás embarazada, pide ayuda. Si no crees que tengas una dependencia grave del alcohol, pero necesitas ayuda para cambiar tus hábitos, habla con nosotros. Nuestro equipo puede ayudarte en esta etapa a encontrar nuevos hábitos más saludables para ti y tu futuro bebé.

Tags:

Te podría gustar a ti tambien

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *