A CARREGAR

Escreva para Pesquisar

Burnout, la consecuencia del exceso de trabajo

Burnout, la consecuencia del exceso de trabajo

Avatar logo
Partilhar

Uno de los trastornos mentales de los que más se habla en la actualidad, y que ganó protagonismo en la sociedad incluso antes de los problemas destacados durante la pandemia, el síndrome de burnout es una realidad en estos días.

Puede confundirse con la depresión, es un tipo de trastorno directamente relacionado con el trabajo y su presión diaria, sin elección de edad, género o incluso profesión.

En este artículo, VillaRamadas explica qué es el burnout, qué síntomas debes tener en cuenta y cómo saber si estás experimentando burnout o depresión.

Lista de Conteúdos

¿Qué es el burnout?

Burnout deriva de una expresión inglesa. Si traducimos vagamente burnout, significa “quemarse hasta el final”. Si trasladamos esta idea a la realidad de alguien con burnout, lo que ves es el resultado de alguien que llevó su trabajo al extremo y por lo tanto se dejó afectar por él hasta dejarlo completamente funcional.

Pressão Burnout
© Mikhail Nilov/Pexels

El burnout, o síndrome de burnout, es un estado de agotamiento emocional y físico. Se asocia principalmente con el estrés excesivo en el trabajo durante un largo período de tiempo.

Este síndrome puede resultar de varios factores. De los más comunes son:

  • sobrecarga de trabajo;
  • requisitos contradictorios;
  • mala gestión del tiempo;
  • falta de apoyo del equipo;
  • acoso o abuso verbal en el lugar de trabajo;
  • ambiente tóxico;
  • falta de reconocimiento del trabajo desarrollado;
  • malas condiciones en el lugar de trabajo.

Es, en esencia, la respuesta del cuerpo al estrés prolongado o crónico.

¿Burnout o depresión?

Dado que el burnout genera agotamiento mental, su diagnóstico a menudo puede confundirse con el inicio de una depresión. Por lo tanto, en cualquier caso, la evaluación debe realizarse con un equipo especializado en evaluar estas condiciones clínicas.

estrés laboral
© Pexels

La importancia de esta distinción implica no solo el diagnóstico correcto sino también el tratamiento correcto. No obstante, dejamos la salvedad de que el diagnóstico de burnout no exime del desarrollo de depresión. Depende de cada caso.

Pero, para aclarar un poco mejor, podemos decir queel primer paso para distinguir el burnout de la depresión es cambiar la rutina. Si la persona que se siente quemada se aleja de la situación que le genera más ansiedad y estrés, y su estado mejora, puede ser una señal de burnout. La depresión, por otro lado, es una condición psicológica que se prolonga en el tiempo, y no mejora simplemente cambiando la fuente de estrés, requiriendo tratamiento.

Es importante tratar de eliminar la fuente de estrés y ver si te sientes mejor. Por ejemplo, si te sientes estresado durante la semana, pero luego el fin de semana te sientes relajado, es probable que estés agotado.

Cómo reconocer los síntomas del burnout

Como muchos otros trastornos mentales, el burnout también puede incluir síntomas conductuales, cambios de actitud y acciones corporales.

Desinteresse Trabalho
La repentina falta de interés por el trabajo está relacionada con un cambio de actitud que puede indicar el comienzo del síndrome de burnout © Andrea Piacquadio/Pexels

El síndrome de burnout se puede evidenciar a través de:

  • Cambios de Actitud: menor entusiasmo por las actividades que le gustaban hasta ahora, falta de compromiso y eficacia profesional por falta de motivación y falta de realización, etc.;
  • Cambios de comportamiento: aislamiento, aumento de la agresividad, aumento del consumo o abuso de sustancias nocivas para la salud, etc.;
  • Factores físicos: sensación de falta de aire, frecuencia cardíaca acelerada, hipertensión, tensión muscular, problemas gastrointestinales, migrañas, insomnio, cambios en el apetito, etc.;
  • Factores Emocionales: tristeza, apatía, ira, pérdida de control emocional, ansiedad, etc.;
  • Factores cognitivos: dificultades de concentración y memoria, etc.

Cómo tratar el burnout

Antes de hablar del tratamiento, es importante recalcar que si bien el burnout es un síndrome psicológico, en la mayoría de los casos podría prevenirse. Como condición clínica derivada de las condiciones de trabajo, este es realmente el primer paso para disminuir la probabilidad de diagnóstico: mejorar las condiciones y la calidad de vida en el trabajo.

Vacaciones
Las vacaciones tienen una razón de ser en un contexto laboral. Si no fueran importantes, no serían obligatorios. Es importante desconectar el cuerpo y la mente además de las horas no laborales para que haya descanso mental. Las vacaciones son tu derecho como trabajador y debes usarlas para tu propia cordura © Wendy Hero/Pexels

Sin embargo, cuando una persona ya ha llegado a un estado de burnout, existen tratamientos que pueden ayudar a volver a la normalidad. La primera acción puede ser retirarse temporalmente del entorno/situación que causa estrés excesivo y agotamiento mental. Después de eso, el tratamiento efectivo puede implicar una reorganización en el trabajo o, en casos extremos, un retiro permanente, por el bienestar de la persona.

Al mismo tiempo, es importante destacar lapráctica de actividades relajantes, como el yoga o la meditación, así como la práctica regular de ejercicio físico.

En VillaRamadas contamos con un equipo profesional especializado para ayudarte. No espere a que la situación empeore. Si siente signos de que puede estar desarrollando el síndrome de burnout, hable con nosotros. No demore un posible diagnóstico. Si conoce a alguien que pueda necesitar ayuda, anímelo a hablar. El burnout puede ser solo el comienzo de una depresión más grave.

Tags:

Você também poderá gostar

Deixe um Comentário

Your email address will not be published. Required fields are marked *